“La Banca Abierta” de Brasil

Como algunas instituciones financieras brasileñas están cobrando hasta 790% por año en préstamos con tarjeta de crédito, el Banco Central de Brasil (BCB) está abriendo el mercado de Brasil a Fintechs. Este movimiento de apertura que incluye legislación simplificada y requisitos más ligeros para Fintechs ahora ha cobrado un nuevo impulso con “La Banca Abierta”. Se espera que con esta nueva política de compartir información entre grandes bancos con fintechs, las tasas de interés sean más atractivas para la población.

La ausencia de crédito al consumidor lleva a los brasileños a usar tarjetas de débito en lugar de tarjetas de crédito. Hay 2.3 tarjetas por persona, mientras que solo hay 0.7 tarjetas de crédito. Los pagos de comercio electrónico representan USD 1.400 millones, Brasil es el mercado de comercio electrónico más grande de América Latina y el cuarto mercado de Internet más grande del mundo. Un mercado de crédito muy concentrado en cinco bancos principales y un enorme mercado en línea crea muchas oportunidades para las fintech.

  • Los 5 bancos más grandes en conjunto poseen más del 80% del mercado brasileño.
  • Tarjetas de crédito 0.7 per cápita
  • Los pagos del comercio electrónico son 59% con tarjeta
  • Valor de mercado de comercio electrónico superior a USD 20 mil millones

La Banca Abierta de BCB es el intercambio de datos, productos y servicios por parte de instituciones financieras y otras instituciones autorizadas, a discreción de los clientes en lo que respecta a sus propios datos, através de la apertura e integración de plataformas e infraestructuras de sistemas de información, en de manera segura, ágil y conveniente. Uno de los principios es que los datos bancarios pertenecen a los clientes y no a las instituciones.

BCB informa que las instituciones participantes son responsables de garantizar la confiabilidad, integridad, disponibilidad, seguridad y confidencialidad de los datos y servicios que comparten, así como de satisfacer las demandas de los clientes y apoyar a otros participantes. Los desarrolladores de API podrán proporcionar servicios de integración externos entre plataformas bancarias para compartir datos con la autorización del cliente.