E-billetera

La billetera electrónica, la evolución de las tarjetas de regalo, ofrece la posibilidad de transferir dinero a otras cuentas, ya sean bancarias o no bancarias, y promete eliminar la necesidad de una billetera antigua con efectivo y tarjetas. En general, las soluciones de pago móvil pueden aprovechar la tecnología de radiofrecuencia, inalámbrica y Bluetooth para interactuar con sitios web y otras aplicaciones, así como con dispositivos de punto de venta.

La E-billetera está luchando en una batalla de liderazgo de un mercado incipiente dividido por otros tres competidores fuertes: billeteras Blockchain, Digital y Mobile, lo que dificulta a los usuarios elegir. Mientras que las B-billeteras captan la atención de los fanáticos de la moneda, ya que pueden recolectar e intercambiar monedas criptográficas usando blockchain como dispositivo de seguridad. Las D-billeteras, a su vez, contienen códigos de tarjetas de débito y crédito que permiten la identificación de la cuenta bancaria por radiofrecuencia con un brazalete elegante o un reloj en lugar de la tarjeta anterior.

Por otro lado, las M-billeteras prometen almacenar múltiples números de tarjeta en un entorno encriptado móvil que proporciona un código seguro y único para cada transacción, lo que significa que los números reales nunca se almacenan ni se muestran. Según el Foro Económico Mundial (FEM) “durante la crisis del coronavirus, los pagos digitales han mantenido las economías en funcionamiento y han ayudado a las personas a reducir el contacto con los virus”. En 2019, China e India fueron los principales usuarios mundiales de Internet y teléfonos inteligentes.

China tenía (2019, en millones):
• 854 usuarios de Internet
• 851 usuarios de teléfonos inteligentes

India tenía (2019, en millones):
• 560 usuarios de Internet
• 346 usuarios de teléfonos inteligentes

El gobierno chino ha apoyado una revolución tecnológica y ha dado un visto bueno para la implementación de nuevas formas de transferencia de dinero desde 1993. Los eventos más notables de esta evolución de las transacciones digitales no bancarias en China según FEM:
• La base china para pagos en línea comenzó en 1993
• En 2003, cuando el SARS se propagó, solo el 5.2% de los chinos tenía acceso a internet
• China procesó USD 35 billones de pagos en línea no bancarios en 2019

En 2016, el gobierno de la India impuso una ley para impulsar el pago electrónico quitando el 86% de su moneda en circulación. Esta política del gobierno se llamó desmonetización y obligó a sus ciudadanos a usar pagos en línea. India también eligió una plataforma abierta que impulsaría a fintech a adoptar los pagos digitales. Esta interfaz de pagos unificados (UPI) utiliza múltiples cuentas bancarias para estimular la competencia interbancaria.

En diciembre de 2019, la UPI de la India realizó 1.300 millones de transacciones, aproximadamente 10 veces más transacciones que los dos años anteriores. Según FEM, “a medida que la economía global se digitalice rápidamente, se estima que el 70% del nuevo valor creado en la próxima década se basará en modelos de negocios de plataformas habilitados digitalmente”. “La digitalización tiene el potencial de generar, financieramente, alrededor de USD 100 billones durante la próxima década para la industria y la sociedad en general.